Comunicado

  • Imprimir

 

 

 

 

En mi condición de Presidente del Consejo Moral Republicano, órgano de expresión del Poder Ciudadano, tal como establece el artículo 273 de la CRBV, me dirijo hoy al país para manifestar lo siguiente:

CONSIDERANDO que este lunes 22 de enero de 2018 se ha informado que diversos altos funcionarios de Estado venezolano han sido incluidos en lista de sancionados por la Unión Europea, entre ellos mi persona, en mi condición de Presidente del Consejo Moral Republicano.

CONSIDERANDO que estas sanciones se suman a las anteriormente aprobadas contra funcionarios venezolanos por el gobierno de los Estados Unidos, a través de la Oficina de Control de Activos del Ministerio de Hacienda de EE.UU; así como a la aprobadas por el gobierno de Canadá en septiembre de 2017.

CONSIDERANDO que las sanciones a funcionarios son un mecanismo de intervención en los asuntos internos de los países independientes, así como un mecanismo de chantaje que contradice las normas del derecho internacional y que tiene repercusiones que van más allá de las individualidades aludidas.

RECHAZAMOS esta nueva acción que violenta la soberanía de nuestro país, pues bajo el disfraz de sanciones individuales se está atacando a los poderes públicos del estado venezolano y menoscabando la institucionalidad democrática al pretender dictar, desde el exterior, la forma en que deben conducirse las instituciones venezolanas y sus máximos representantes.

CALIFICAMOS estas sanciones como un acto anacrónico y neocolonial, que recuerda los peores momentos de la Guerra Fría que dividió al mundo en supuestos bloques y que implicó la intervención directa e indirecta de las grandes potencias en la política interna de numerosos países que tuvieron que vivir invasiones, golpes de estado, asesinatos políticos y financiamiento de mercenarios con el doloroso saldo de cientos de miles de muertos.

EXIGIMOS a la Unión Europea que desista de este tipo de intervenciones manifiestamente hostiles, que enturbian los esfuerzos del pueblo venezolano por resolver la paz y por la vía electoral sus diferencias.

HACEMOS UN LLAMADO al pueblo Venezolano a seguir construyendo caminos para el diálogo y resolución pacífica y democrática de los conflictos, en aras de transitar caminos de entendimiento para alcanzar el bienestar colectivo.

Caracas, 22 de enero de 2018